Remedios caseros para la tos.✅

Un excelente remedio casero para la tos es el jugo de guaco con zanahoria que debido a su propiedad broncodilatadora es capaz de aliviar la tos con flema y promover el bienestar. Además de este remedio, existe otro que es el té de jengibre con limón siendo indicado para la tos seca debido a su acción antiinflamatoria y antiséptica.

Para complementar estos remedios caseros también se puede tomar 1 vaso de agua a temperatura ambiente con 1 cucharada de miel, ya que ayuda a hidratar las cuerdas vocales calmando toda la región de la garganta y disminuyendo así el reflejo de la tos. Sin embargo, es importante acudir al médico para que identifique la causa de la tos y oriente el tratamiento más adecuado según sea el caso.

Remedios caseros para la tos ✅ Tos seca.

Para tratar la tos seca, un excelente remedio casero es el té de jengibre con limón, debido a que posee propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir la irritación de la garganta y de los pulmones, descongestionando las vías aéreas y aliviando la tos seca.

Este té también puede ser usado como remedio casero para la tos infantil ya que no presenta efectos secundarios en los niños.

Ingredientes​.

  • 140 g de raíz de jengibre;
  • Exprimir el jugo de 3 limones;
  • ½ litro de agua.

Remedios caseros para la tos ✅ Modo de preparación.

Hervir el jengibre y el agua a fuego lento hasta que la mezcla quede reducida a la mitad del volumen inicial. Retirar del fuego, colar y exprimir el jugo de los limones. Para endulzar se puede agregar 1 cucharadita de miel.

Debe tomar 1 cucharada de este té cada 4 horas, mientras la tos persista. En el caso de los niños menores de 1 año, no se le debe agregar la cucharada de miel, debido a que no son capaces de procesarla.

Tos en bebés.

La tos del bebés puede controlarse mediante el uso de algunos remedios caseros como el té de limón con miel, sin embargo, debe ser utilizado apenas en bebés con más de 1 año, debido a que antes de esta edad la miel está contraindicada.

El té de limón con miel ayuda a aliviar la tos, la congestión nasal y el dolor de garganta, además de ser bueno para mejorar la digestión.

Ingredientes.

  • 500 mL de agua;
  • 2 cucharadas de jugo de limón;
  • 1 cucharada de miel.

Modo de preparo.

Hervir el agua en una olla tapada durante unos 10 minutos, y a continuación agregue el jugo de limón y la miel. Debe ofrecerse al bebé en pequeñas cantidades cuando esté tibio.

Otro consejo es colocar unas gotas de solución salina en la nariz del bebé antes de amamantarlo y limpiarle la nariz con un hisopo de algodón apto para bebés, que también ayuda a aliviar la tos.

Tos con flemas.

Una opción de remedio casero para la tos con flemas es el jugo de guaco con zanahoria, debido a que posee propiedades broncodilatadoras y expectorantes, ayudando a eliminar el exceso de flemas y permitiendo respirar mejor.

Además de esto, si se le agrega menta piperita al jugo se obtiene una acción antiinflamatoria que reduce la tos por su efecto antitusígeno, principalmente en casos de gripe, bronquitis o asma.

Ingredientes.

  • 5 hojas de guaco;
  • 1 zanahoria;
  • 1 cucharada de miel;
  • 2 ramas de menta piperita.

Modo de preparación.

Colocar los ingredientes en el procesador de alimentos o en la licuadora. A continuación, colar el jugo y endulzarlo con una cucharada de miel. Debe ingerir 20 mL de este jugo varias veces al día.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!