LICUADO DE AVENA CON MIEL PARA BAJAR DE PESO RÁPIDO.

Licuado de avena con miel para bajar de peso rápido.

Una de las reglas principales a la hora de bajar de peso es que modifiquemos nuestra cultura alimenticia. En la actualidad, la mayoría de las personas se ha acostumbrado a lo práctico y la comodidad, consumiendo productos previamente elaborados sin imaginar ni saber muchas veces, siquiera, de qué está hecho aquello que comen o los productos químicos que contiene.

Cuando se trata de bajar de peso, es vital que comiences a ocuparte de llevar una alimentación más sana y balanceada. Es decir, que comiences a preparar tú misma los alimentos; los cuales, en su mayoría, deben de ser vegetales y alimentos que vienen de la tierra.

El licuado de avena representa siempre una solución ideal para el desayuno. Nos brinda todas las propiedades nutritivas de este ingrediente que va bien prácticamente con todo.

Además, el licuado de avena con miel es delicioso. La avena contiene altas cantidades de fibra, proteínas, vitaminas del complejo B y minerales como fósforo, hierro, zinc y yodo.

Al tener elevadas concentraciones de fibra dietética da una sensación de satisfacción, lo cual es perfecto para bajar de peso, pues no sentirás hambre entre comidas. Además, la avena ayuda a facilitar la digestión.

Así es que si realmente deseas bajar de peso, apuesta por esta receta para tu desayuno.

LICUADO DE AVENA CON MIEL PARA BAJAR DE PESO RÁPIDO.

Ingredientes.-

  • 300 ml de agua (poco más de una taza)
  • 1 plátano
  • 1 cucharada de miel
  •  4 cucharadas de avena (copos de avena, entera)

Pasos:

– Primero remoja la avena en un plato hondo con agua durante 5 minutos (que el agua tape las hojuelas) tú calculas el agua que usarás en este paso. Pasados los 5 minutos, retira el líquido donde remojar la avena.

– Ahora coloca el plátano, la avena remojada, la miel y los 300 ml de agua en la licuadora. Mezcla hasta que todos los ingredientes se integren. A continuación, sirvetelo en un vaso.

Consúmelo tres veces por semana como desayuno. Si deseas consumir otro alimento, puedes hacerlo 30 minutos después de haber tomado tu licuado.

El efecto de la avena remojada sustituye el uso de cualquier tipo de leche. Lo que buscamos es que poco a poco comiences a sustituir la leche para que consuman más agua, y este es un excelente truco para lograrlo.

Además, no extrañarás la cremosidad de la leche, pues la avena previamente en remojo combinada con el plátano, ya crean un efecto cremoso y delicioso.

Por si fuera poco, la miel le aportará ese dulzor tan característico y saludable.

  • previniendo y aliviando indigestiones estomacales. Así mismo se le ha atribuido aliviar síntomas de estreñimiento y sensación de pesadez después de comidas fuertes. La medicina ayurveda, tradicional de la India, le ha atribuido a la miel propiedades de revitalizantes, que a su vez alivian debilidad o cansancio excesivo. También se le ha atribuido una propiedad relajante que favorece el sueño y algunos síntomas de estrés.

La avena,

por su parte, es perfecta para perder peso saludablemente. Evita los altibajos de glucosa, es saciante (lo que nos ayuda a no consumir productos dañinos entre horas) y nos proporciona un extra de energía. Tiene un alto contenido en fibra y por eso, se usa para adelgazar.

Recuerda que la avena cruda conserva sus nutrientes en mayor cantidad, ya que, al cocinarla, se pierden muchos minerales, fibra y enzimas, por ejemplo, la vitamina B, la vitamina E y varios antioxidantes.

Pero con este licuado de avena con miel no habrá ningún problema, pues la manera en que consumirás la avena, será cruda; así que tu cuerpo absorberá todos sus nutrientes sin ningún problema. Anímate a preparar este licuado, es rico y muy fácil.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!