REMEDIOS CASEROS PARA COMBATIR LAS QUEMADURAS DEL SOL

A pesar que estamos en otoño, el sol todavía sigue brillando a su máxima intensidad, por lo que muchas personas continúan asistiendo a las diferentes playas del litoral. Sin embargo, uno de los estragos que se padece al regresar después de un día en contacto con la naturaleza son las quemaduras solares.

Sabemos que estar al aire libre como la piscina o playa genera que las personas liberen sus tensiones y se relajen por un rato; sin embargo, por tratar de pasar más tiempo con la familia y amigos, olvidan aplicarse el protector solar y llegada la tarde empiezan a sentir los síntomas de aquel error.

Ante ello, es importante no perder la calma y buscar la mejor forma de aliviar el ardor y quemazón que dejan las quemaduras solares. Es así que, en el siguiente artículo te mencionamos algunos remedios caseros para aligerar los síntomas, señalados en el portal Mejor con salud. ¡Atenta y toma nota!

ACEITE DE COCO

El aceite de coco contiene ácidos grasos que pueden mejorar la salud de muchas maneras ya que, este producto tiene propiedades antinflamatorias y antibacterianas que nos ayudan a prevenir las posibles infecciones, a la vez que calman la irritación y el enrojecimiento.

Además, es muy rico en fibra, vitaminas y minerales. Para la piel, es un gran tónico hidratante que, además, acelera la curación de la quemadura.

LECHE FRESCA

El ácido láctico en la leche tiene propiedades calmantes para las quemaduras de sol en la piel. Pero, ¿cómo aplicarlo? A continuación, te detallamos. ¡Presta atención!

Sumerge un paño o una gasa en leche entera fresca y aplica cuidadosamente en la zona afectada. Luego, deja actuar durante 20 minutos y enjuaga con agua fría. Es importante que utilices leche entera, por el contenido graso.

HOJAS DE LLANTÉN

Una de las plantas que nos ayudar a aliviar los síntomas de las quemaduras solares es el llantén. Las hojas de llantén tienen propiedades antinflamatorias, antimicrobianas y antihemorrágicas. Hay dos posibilidades: puedes utilizar las hojas frescas bien lavadas y aplicarlas sobre la herida, o bien triturarlas y obtener el jugo para luego aplicarlo sobre la quemadura.

En tanto, para evitar futuras lesiones en la piel producidas por los rayos del sol, se recomienda evitar las exposiciones prolongadas y las horas de mediodía, usar un buen protector solar lo más natural posible o llevar prendas que nos cubran si vamos a estar al sol un buen rato. Asimismo, recuerda siempre hidratarte.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!