8 suplementos antifúngicos para tratar naturalmente la cándida

Un desequilibrio como el crecimiento excesivo de Cándida puede provocar problemas digestivos, inmunidad débil, niveles bajos de energía, infecciones frecuentes por hongos y más. En general, se acepta una dieta baja en azúcar como una de las mejores formas de combatir el crecimiento excesivo de la cándida, pero los suplementos antifúngicos o antimicóticos también pueden aumentar tus defensas contra este hongo.

Durante la última década, levaduras como candida albicans han comenzado a desarrollar resistencia contra los tratamientos antimicóticos recetados, con el resultado de que las personas han recurrido cada vez más a los antifúngicos naturales. Estos tienden a ser bien tolerados, tienen menos efectos secundarios y siguen siendo muy eficaces.

Los 8 mejores suplementos antifúngicos para combatir la cándida

Estos son los principales suplementos antimicóticos a tener en cuenta al combatir la cándida.

1. Ácido caprílico como antifúngico natural

El aceite de coco se compone de tres ácidos grasos: ácido caprílico, ácido cáprico y láurico. De estos, el ácido caprílico es su ingrediente activo más importante. El ácido caprílico es conocido por su capacidad para matar las células de cándida y también por restaurar los niveles normales de acidez en el intestino. La ingesta de ácido caprílico durante el tratamiento puede recuperar la forma del tracto intestinal y ayudar a evitar que las colonias de cándida vuelvan a crecer.

Esstudios han demostrado que la potencia del ácido caprílico es similar a la de los antifúngicos recetados.

Actúa interfiriendo con las paredes celulares de este hongo. Su longitud de cadena corta significa que puede penetrar la pared celular del hongo con relativa facilidad. Luego inhibe el crecimiento de la levadura incorporándose a la membrana celular y provocando su ruptura. Esto efectivamente destruye la célula de levadura e incluso puede evitar que regrese.

Un estudio realizado por la Universidad de Niigata de Japón encontró que el efecto fungicida del ácido caprílico en Cándida albicans era “extremadamente poderoso”. (1) Estudios más recientes han encontrado que la suplementación oral con ácido caprílico reduce los síntomas de Cándida de manera más rápida y eficiente que algunos medicamentos antimicóticos farmacéuticos como Diflucan.

2. Ácido undecilénico

El ácido undecilénico es un tratamiento menos conocido para las infecciones tópicas relacionadas con el hongo cándida, pero se está volviendo más popular. Es un ácido graso insaturado derivado del aceite de ricino que se descubrió en 1877 cuando los científicos destilaron los subproductos del aceite de ricino.

Desde entonces, el ácido undecilénico ha sido reconocido como un poderoso agente antifúngico que puede ayudar con las infecciones persistentes relacionadas con la cándida, como el pie de atleta y el crecimiento excesivo de cándida intestinal. Algunos estudios incluso han demostrado que el ácido undecilénico es alrededor de seis veces más efectivo que el ácido caprílico.

Las acciones fungicidas del ácido undecilénico provienen de sus componentes de ácidos grasos orgánicos. Se cree que inhibe el crecimiento de hifas de cándida albicans y la formación de biopelículas. Estos factores juegan un papel importante en el desarrollo de infecciones de la piel y también en la capacidad de cándida para diseminarse por todo el cuerpo. (2)

3. Extracto de hoja de orégano como antimicótico

Numerosos estudios han informado la eficacia de la capacidad del aceite de orégano para combatir las infecciones por cándida. Se ha demostrado que este extracto inhibe completamente el crecimiento de cándida albicans y evita que regrese.

El aceite de orégano contiene dos agentes antimicrobianos naturales, carvacrol y timol. Estos agentes trabajan para combatir el crecimiento excesivo de cándida al reaccionar con el agua en el torrente sanguíneo, lo que efectivamente deshidrata y mata las células de este hongo.

Otros estudios informan que cada uno de los componentes principales del extracto de orégano tiene una potente actividad antifúngica. Esto incluye fenoles terpenoides carvacrol, timol y eugenol. Estos potentes fenoles terpenoides son eficaces no solo para matar las células planctónicas, sino también para los biofilms de cándida albicans que son resistentes a muchos fármacos antimicóticos farmacéuticos.

De estos compuestos activos, el carvacrol parece ser el más fuerte; los estudios demuestran que sigue siendo eficaz independientemente de la madurez del biofilm.

El extracto de hoja de orégano es un ingrediente antifúngico tan poderoso que cualquier buena fórmula de limpieza de cándida debería contenerlo. (3)

4. Berberina

La berberina es el ingrediente activo del agracejo, la uva de Oregón y el sello de oro. Se ha demostrado que tiene una serie de poderosas acciones terapéuticas como agente antimicrobiano. La berberina también ha demostrado una acción antifúngica contra la levadura y las infecciones fúngicas como el crecimiento excesivo de cándida.

Una de las acciones más importantes de la berberina es su capacidad para prevenir la propagación de levaduras y organismos fúngicos resistentes a las drogas.

Un estudio de 2016 encontró que la berberina tiene actividad antifúngica contra varios tipos de levadura, incluida la cándida resistente al fluconazol. Cuando los investigadores trataron muestras resistentes al fluconazol con berberina, destruyó las células de hongo o levadura al descomponer su plasma y membranas mitocondriales. La berberina también se puede usar junto con fluconazol para mejorar su actividad antifúngica general. (4)

La berberina también se puede utilizar como estimulante inmunológico para tratar resfriados y gripe, así como para acelerar la recuperación de una infección. Se ha demostrado que su capacidad para activar macrófagos (glóbulos blancos) mejora el sistema de defensa general del cuerpo, lo que te permite combatir no solo la infección por cándida sino también otros patógenos invasores.

5. Betaína HCL

Los suplementos de hidrocloruro de betaína suelen ser utilizados por personas que tienen un nivel bajo de ácido estomacal (hipoclorhidria). El ácido clorhídrico cumple muchas funciones. Es el principal jugo digestivo involucrado en la descomposición de proteínas para que el cuerpo pueda absorber los aminoácidos adecuadamente.

También actúa como una barrera protectora en tu estómago y una parte crucial de su sistema inmunológico, eliminando cualquier microorganismo potencialmente dañino que pueda estar presente en los alimentos que consumes.

Cuando el cuerpo no produce suficiente ácido clorhídrico,la cándida tiene más posibilidades de crecer y diseminarse por todo el tracto gastrointestinal.

La betaína HCL también tiene un papel importante que desempeñar en las formulaciones antimicóticas. Otros antifúngicos como el ácido undecilénico requieren un ambiente ácido (que se encuentra naturalmente en un intestino sano) para maximizar su actividad antifúngica. Combinar tu ácido undecilénico con Betaine HCL le proporcionará el entorno óptimo para combatir levaduras y hongos como cándida.

Si bien muchas personas creen que sufren de acidez excesiva, a menudo ocurre lo contrario. Los niveles apropiados de ácido cloridrico en el estómago eliminan muchos patógenos que, de otro modo, entrarían en el tracto intestinal y potencialmente conducirían a problemas de salud graves. Es por eso que Clostridium difficile, una infección bacteriana común después de tomar antibióticos, también está relacionada con el uso excesivo de medicamentos antiácidos.

Sin el HCL adecuado, tu hígado y vesícula biliar no podrán funcionar de manera efectiva y tu digestión también se verá afectada. Con el tiempo, esto puede provocar pérdidas nutricionales de grasas, vitaminas liposolubles y proteínas que son necesarias para una función inmunológica adecuada. (5)

Tu propia dosis de HCL dependerá de tus propias necesidades, por lo que tendrás que experimentar para ver qué funciona para ti. Esto puede significar algo de prueba y error hasta que descubras la dosis correcta.

6. N-ACETIL-L-CISTEÍNA (NAC)

NAC (N-acetilcisteína) es una forma complementaria de cisteína, un aminoácido semiesencial. NAC es un tratamiento antifúngico particularmente poderoso que puede descomponer las biopelículas de cándida.

Las levaduras como cándida albicans están protegidas por un tipo de escudo conocido como biopelícula. Esta biopelícula dificulta aún más la eliminación de la levadura, ya que los antifúngicos a menudo no pueden atravesarla. Un estudio mostró que el tratamiento de pacientes con medicamentos antimicóticos Nystatin y Diflucan puede tener éxito, pero solo hasta que se desarrolló la biopelícula de cándida. Luego, los medicamentos se volvieron mucho menos efectivos y, en 72 horas, la biopelícula hizo que las células de cándida fueran altamente resistentes.

Aunque muchos antifúngicos a base de hierbas como el aceite de orégano, la nuez negra, el ajo y la berberina pueden ser útiles en el tratamiento de cándida; estos por sí solos no son suficientes para matarlo por completo. Para que los antifúngicos hagan su trabajo correctamente, se pueden combinar con un disruptor de biopelícula, como el NAC. (6)

NAC también es eficaz en el tratamiento de numerosas infecciones bacterianas, especialmente las del tracto respiratorio superior. De hecho, su eficacia para erradicar la biopelícula en las bacterias que causan la bronquitis es lo que llevó a los investigadores a probar la NAC en pacientes con cándida. Se descubrió que la NAC reduce la masa de la biopelícula cuando se usa sola, pero es aún más poderosa cuando se usa en combinación con combinaciones de ketoconazol. También pareció inhibir el crecimiento de cándida albicans y evitar que se propague.

7. Extracto de ajo como antifúngico

El ajo es una de las hierbas más investigadas del mundo, y una de las más poderosas. Existe una gran cantidad de evidencia científica que respalda su uso como antifúngico, particularmente contra cándida albicans.

Uno de los agentes antifúngicos más importantes del ajo es el Ajoene, un compuesto de organosulfuro que se ha demostrado que elimina una variedad de infecciones por hongos. Ajoene se forma a partir de un compuesto llamado alicina y una enzima llamada aliinasa. Cuando el ajo se pica o se tritura, la alicina y la alinasa se unen para formar el poderoso agente antimicrobiano ajoeno.

Muchas investigaciones han encontrado que el ajoeno tiene la actividad más fuerte de todos los compuestos del ajo para inhibir el crecimiento de cándida albicans. Un estudio mostró que el ajo inhibió notablemente el crecimiento de cándida cuando las muestras de la enfermedad se trataron con extracto de ajo acuoso. Posteriormente, esto fue respaldado por más investigaciones que demostraron que el ajo tiene el poder de detener el crecimiento y la propagación de cándida albicans. (7)

Aunque las propiedades antifúngicas del ajoeno están bien documentadas, su mecanismo de acción exacto no está tan claro. Al igual que con otros antifúngicos, los científicos plantean la hipótesis de que el ajoeno actúa alterando las paredes celulares de las células de levadura cándida y, por lo tanto, impidiendo que funcionen correctamente.

Una recomendación típica es tomar dos o tres antifúngicos a la vez, ya que esto ayuda a evitar que cándida se adapte a un solo ingrediente. El ajo funciona bien cuando se usa en combinación con otros antifúngicos naturales.

8. Extracto de hoja de olivo

El extracto de hoja de olivo se deriva de las hojas de olivo de color verde oscuro y contiene un ingrediente activo llamado oleuropeína.

Investigaciones han demostrado que la oleuropeína tiene una increíble variedad de propiedades para la salud como antimicrobiano, antifúngico, antioxidante, antiinflamatorio, antiaterogénico y antiviral. (8)

Además de ser un antifúngico natural y eficaz, el extracto de hoja de olivo tiene propiedades antiparasitarias. También parece contener casi el doble de la capacidad antioxidante del té verde, las vitaminas C y E y el extracto de semilla de uva. Un estudio de 2015 sobre extracto de hoja de olivo fresca mostró que exhibía actividad antifúngica contra la levadura cándida.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!