10 razones perturbadoras por las que nunca debes tomar leche de soya

En un bien intencionado esfuerzo de sumarse a la revolución de la salud, muchas amas de casa han optado por sustituir la leche de vaca por leche de soya en sus hogares.

Se ha demostrado que la soya puede propiciar ciertos tipos de cáncer

En un bienintencionado esfuerzo de sumarse a la revolución de la salud, muchas amas de casa han optado por sustituir la leche de vaca por leche de soya en sus hogares.  A diferencia de la leche de vaca, la leche de soya no contiene lactosa.  Así que la gente que evita los lácteos, como los veganos  o los intolerantes a la lactosa parecen tener un gran aliado en la leche de soya.  La leche de soya fortificada es también una buena fuente de proteína, hierro,  vitamina B y calcio. Al mismo tiempo que es baja en colesterol y grasas saturadas. ¿Suena maravilloso no? El único problema es que la investigación más reciente ha mostrado que al consumir leche de soya puedes poner tu salud en gran peligro.

Los ingredientes en la leche de soya de supermercado son:

-Leche de soya (Que se obtiene del frijol de soya)

-Azúcar de caña

-Sal marina

-Carragenina

-Saborizante natural

-Calcio

-Vitamina A

-Vitamina D2

-Riboflavina

-Vitamina b12

La leche de soya se obtiene del frijol de soya

Muchos de estos ingredientes probablemente suenan familiares y hasta inofensivos.  Pero la carragenina podría ser uno con el que no estés familiarizado.  Las carrageninas son una familia de los polisacáridos sulfatados que se obtienen de una especie de algas marinas rojas comestibles.  Son muy socorridas en la industria alimenticia por sus propiedades engrosadoras, estabilizantes y espesantes.

No solamente el cuerpo no es capaz de digerir la carragenina, tampoco tiene ningún valor nutricional.

Aunque es un derivado de una fuente natural, es destructiva para el sistema inmune, ya que detona una respuesta negativa autoimune que produce inflamación.  La investigación ha vinculado la carregenina con tasas más elevadas de cáncer de colon.  Junto con inflamación gastrointestinal que puede causar síndrome de colon irritable, espasmos,  diarreas crónicas  y enfermedad intestinal inflamatoria.

Mientras que el  tipo de comida que decides poner en tu cuerpo es una elección personal, estar informado es la mejor estrategia para tomar una decisión que beneficie tu salud.

La leche de soya ha sido un tema controversial  por años, pero ya existe una cantidad significativa de evidencia que prueba  que puede tener efectos dañinos en tu cuerpo.

La leche de soya podría no ser una opción tan saludable como pensabas

Las diez razones científicas  principales para evitar la leche de soya

1: Los frijoles de soya contienen gran cantidad de toxinas naturales que elevan los niveles de estrógeno. Beber solamente dos vasos al día puede significar un desbalance hormonal serio en el cuerpo de una mujer,  alterando el ciclo menstrual.

2: Contiene hemaglutinina. Una sustancia que promueve los coágulos y causa que las células rojas del cuerpo se amalgamen.

3: Casi el 99%  está genéticamente modificada, así que contiene uno de los niveles de pesticidas más alto.

4: El frijol de soya y sus productos derivados  contienen altos niveles de ácido fítico, que inhibe la asimilación de calcio, magnesio, cobre, hierro y zinc.

5: Contienen altos niveles de aluminio, que es tóxico para el cuerpo. Afecta negativamente el sistema nervioso y los riñones, y se ha vinculado también con la enfermedad de alzheimer.

6: Sus proteínas débiles son expuestas a altas temperaturas para producir aislado de proteína de soya y proteína vegetal texturizada. Esto las vuelve peligrosas para la digestión humana.

7: Contiene isoflavonas tóxicas, genisteína y daidzeína, que pueden estimular el crecimiento del cáncer de mama.

8: Contiene estrógenos vegetales llamados fitoestrógenos,  que alteran la función reproductiva y pueden acarrear cáncer de seno en las mujeres.

9: Los productos este frijol contienen altos niveles de goitrógenos, que bloquean la producción hormonal de la tiroides.

10: Durante el proceso de secado, se forman nitratos, que son potentes carcinógenos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!