Asesino en tu boca: remueve los empastes de amalgama y estarás curado de muchas enfermedades

Probablemente, la mayoría de los odontólogos nunca admitirán que el material dental colocado en tu boca puede ser la causa de muchas enfermedades y trastornos.

Los procedimientos odontológicos convencionales contribuyen a un aumento de los casos de fatiga crónica, inestabilidad emocional, depresión, anomalías congénitas, esclerosis múltiple, enfermedad de Alzheimer, y muchas otras enfermedades degenerativas.

El material dental más barato, el empaste de plata (amalgama), es peligroso y mortal debido a que contiene mercurio en su composición.

Estos empastes contienen un 54% de mercurio, y algunas personas tienen estos rellenos en sus bocas por más de una década. Muchos dentistas y la Organización Mundial de la Salud han denegado los reclamos que señalan los riesgos de estos empastes.

La revelación del Dr. Huggins 

El Dr. Hal Huggins, quien fue el primero en revelar la verdad acerca de estos empastes, explicó que incluso la cantidad más mínima de mercurio en el cuerpo humano puede resultar mortal. Esta es la razón por la cual él estuvo en conflicto con la mayoría de sus colegas.

Para explicar su teoría, él expuso el ejemplo de un experimento que involucraba óvulos. Cuando los óvulos entraban en contacto con el mercurio, las células no se podían conectar con el útero, aunque la fertilización fuera efectiva. Huggins afirmó que el mercurio en la cavidad oral emite gases durante las 24 horas del día, los cuales pueden ser la causa de muchas patologías mortales.

La causa principal de la fatiga crónica es el mercurio en la cavidad oral, y este elemento continuará afectando la salud hasta que sea removido.

Fiel a su misión

Huggins dedicó su vida a brindar asistencia gratuita a personas que son envenenadas con el mercurio de sus empastes de amalgama en sus dientes. Después de publicar su estudio, y de que la verdad acerca de este relleno saliera a la luz, él fue despedido y soportó mucho hostigamiento, pero permaneció leal a su misión.

Huggins envió un mensaje a todas las personas del mundo en un esfuerzo por alertarlos acerca de los peligros que implican estos empastes: “Remuevan los empastes de amalgama, y cúrense a sí mismos”.

Los empastes de plata (amalgama) fueron utilizados por primera vez en el 1800 en Francia, y odontólogos de todo el mundo aún los utilizan hoy en día. Su producción es barata y rentable, y con frecuencia son usados en personas que tienen sus tratamientos odontológicos cubiertos por un seguro.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!