Los textos tradicionales de yoga llaman a esto el “destructor de todas las enfermedades”. He aquí cómo hacerlo

Las personas en la India han estado usando el yoga durante más de 5000 años, por lo que viven vidas más saludables y felices. Hoy en día, el yoga es popular en todo el mundo y la gente suele usarlo para encontrar la paz interior y ayudarlos con diferentes condiciones de salud, desde la mental hasta la física.

Cabe mencionar que cada postura de yoga tiene beneficios específicos para el cuerpo por lo que puede tratar diferentes dolencias desde la depresión y la ansiedad, hasta la fatiga suprarrenal y el dolor de espalda. Sin embargo, existe una postura de yoga que no es muy popular entre las personas, pero muchos de los que la usan la consideran vital para la salud en general.

Los textos tradicionales de yoga se refieren a la postura del pez como el “Destructor de todas las enfermedades”, ya que es capaz de restaurar la salud de la columna y, como resultado, conducirá a una mejor salud física y tal vez incluso emocional.

La postura del pez – “Destructor de todas las enfermedades”

Las personas que sufren de estreñimiento, dolor de espalda, problemas respiratorios, fatiga y ansiedad deben utilizar esta postura ya que estira los músculos del estómago, la parte delantera y trasera del cuello, entre las costillas y la parte superior de la espalda. Ésta es la razón por la que se considera terapéutica.

Aunque esta pose no es para estudiantes principiantes, aún se puede ajustar para estudiantes de todos los niveles.

La mejor solución para las personas que trabajan en los trabajos de escritorio modernos de hoy es esta postura, ya que ayuda a abrir los hombros y promueve la restauración y flexibilidad de la parte superior del cuerpo. Como todos saben, esta parte del cuerpo a menudo se pone rígida por sentarse demasiado tiempo en un cubículo o mirar las pantallas de los teléfonos.

Proceso paso a paso para la postura del pez

  1. Para realizar esta postura, debe acostarse boca arriba con las rodillas dobladas y los pies en el suelo. Sin embargo, los estudiantes avanzados deben mantener las piernas rectas con los dedos de los pies apuntando hacia el techo.
  2. Levante la pelvis del piso mientras coloca las manos debajo de los glúteos con las palmas hacia abajo. Debe apoyar las nalgas en las manos.
  3. A continuación, meta los antebrazos y los codos a los lados de su cuerpo.
  4. Presione sus antebrazos y codos contra el piso mientras inhala y luego levante la parte superior del cuerpo y la cabeza para hacer un arco.
  5. Después de eso, se supone que debes volver a colocar la cabeza en el suelo, y la parte posterior de la cabeza o la corona tocarán el suelo, dependiendo de la profundidad del arco. Para evitar lastimarse el cuello, debe colocar un peso mínimo sobre su cabeza.
  6. Permanezca en esta posición durante 15 a 30 segundos, exhale y baje la cabeza y el torso en el suelo.

Para modificar la pose a un nivel más sencillo:

  • Use una manta enrollada gruesa para apoyar la espalda
  • Tu cabeza y garganta deben descansar cómodamente
  • Baja tu pecho hacia el suelo
  • Use una manta gruesa doblada debajo de su cabeza

Para modificar la pose a un nivel superior:

Si desea modificar la pose a un nivel superior, debe colocar los brazos en el sello de saludo con los dedos apuntando hacia el techo y luego comenzar con las piernas rectas en el piso, levantarlas a un ángulo de 45 grados y permanecer en esa posición durante 15 a 30 segundos.

ADVERTENCIA: Las personas que padecen insomnio, lesiones graves en el cuello o la espalda, problemas de presión arterial y migrañas no deben usar esta postura de yoga. Asegúrese de consultar a su médico antes de intentarlo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!