8 signos simples de diabetes en sus hijos que debe conocer

Insulin dependent Diabetes patient make a subcutaneous injection by single use syringe with needle and insulin into abdomen by doctor prescription

Aunque la diabetes se ha vuelto cada vez más fácil de controlar a lo largo de los años, aún debe tratarse de manera inmediata y adecuada, ya que puede ser fatal. Según una investigación, la diabetes es la séptima causa principal de muerte en los EE. UU. Y aunque menos del 1% de los niños y adolescentes tienen diabetes, esas cifras están aumentando. Para prevenir la muerte, debes saber cómo reconocer los síntomas de la diabetes por eso en este artículo presentaremos 8 signos simples de diabetes en tus hijos.

Estos son los síntomas:

  1. Sed anormal

Según la Clínica Mayo, la diabetes crea una acumulación de azúcar en el torrente sanguíneo y, como resultado, extrae líquido de los tejidos. Un niño extremadamente sediento es probablemente uno de los síntomas más fáciles de detectar.

  1. Agotamiento

Aquellos niños que están lidiando con diabetes experimentarán un agotamiento constante ya que la falta de azúcar en las células de su cuerpo puede hacer que no tengan energía.

  1. Mal humor

Hay evidencias que muestran que los niños que están lidiando con diabetes tipo uno cambian su estado de ánimo y de repente se vuelven más gruñones. Sin embargo, los niños a menudo cambian su estado de ánimo por muchas otras cosas, por lo que en lugar de asumir que es diabetes, primero debe consultar a un médico.

  1. Picazón en la piel

De acuerdo con American Diabetes Accociation, la diabetes puede causar picazón en la piel debido a la mala circulación o debido a infecciones por hongos.

  1. Perder peso

Si su hijo está perdiendo peso sin razón aparente, puede ser un síntoma de diabetes porque el cuerpo no tiene los suministros energéticos de azúcar y sin él, las reservas de grasa y los músculos se encogen.

  1. Visión borrosa

Si su hijo experimenta visión borrosa, consulte a su médico porque es un indicador de diabetes. La razón por la que esto sucede es porque el azúcar está alejando el líquido de las lentes del ojo, lo que dificulta el enfoque.

  1. Hambre intensa

Sin suficiente insulina, el azúcar no llega a las células del cuerpo, razón por la cual el cuerpo diabético de su hijo está pidiendo energía a gritos. Por lo tanto, su hijo experimentará constantes antojos de comida.

  1. Orinar con frecuencia

Orinar con frecuencia es el resultado del consumo frecuente de líquidos, por lo que esto también puede ser un signo de diabetes.

¿Qué puede hacer si su hijo tiene estos síntomas? 

Asegúrese de consultar a su médico de inmediato si su hijo muestra más de uno de los síntomas mencionados anteriormente. El médico realizará algunas pruebas.

¿Cómo prueban la diabetes?

Cuando se trata de niños, los médicos suelen hacer una prueba de azúcar en sangre aleatoria que evalúa la diabetes tipo 1 y verifica si el nivel de azúcar en sangre es alto.

A veces también utilizan una prueba de A1C que mide el nivel de glucosa en sangre promedio de su hijo, o la prueba de azúcar en sangre en ayunas.

¿Qué sucede si la diabetes no se diagnostica?

Si la diabetes no se diagnostica y trata a tiempo, puede causar problemas de salud graves, como daño a los nervios, insuficiencia renal, accidente cerebrovascular, cataratas y ataques cardíacos.

Asegúrese de prestar mucha atención a todos los síntomas que muestra su hijo para poder salvar su vida.

¿Podrá mi hijo volver a comer pastel alguna vez?

Como mencionamos anteriormente, controlar la diabetes se está volviendo mucho más fácil, lo que significa que los niños con diabetes pueden hacer las mismas cosas que los niños sin ella. Incluso pueden comer azúcar, pero con moderación, lo cual es saludable para todos los niños, no solo para los que padecen diabetes.

¿Cómo va a cambiar la vida?

En primer lugar, tendrá que visitar a su médico con más frecuencia para evaluar los niveles de azúcar en sangre y controlar la diabetes. Además, deberá comenzar a planificar las comidas de su hijo para una vida más saludable. Sin embargo, no hay razón para preocuparse, ya que el médico lo guiará a lo largo de todo el proceso.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!