Remedio súper poderoso para tratar el dolor de huesos y articulaciones

Las personas que están lidiando con dolor en los huesos y las articulaciones deben resolver este problema lo antes posible, ya que si no se trata, conduce a procesos inflamatorios crónicos u otras afecciones de salud aún más graves. Para solucionar este problema, es necesario aliviar la inflamación, prevenir la rigidez, lubricar las articulaciones y fortalecer los huesos.

Según algunas personas, el dolor de huesos no existe, solo los nervios dolorosos y las articulaciones que los rodean. Sin embargo, esto no es cierto porque durante un período de tiempo, sin el tratamiento adecuado, los huesos se debilitan e incapacitan, por lo que las personas experimentan un dolor severo en los huesos.

Hay muchos factores que pueden causar dolor en los huesos y las articulaciones, como la osteoartritis, la artritis, la cabra y algunas enfermedades autoinmunes. La inflamación crónica es otra razón más para el dolor de huesos y la peor parte es que también puede afectar otras partes del cuerpo durante un período de tiempo.

Es fundamental detener la inflamación porque es la principal causa de muchas otras afecciones graves de salud. En este artículo te presentamos un remedio natural súper poderoso que te ayudará a fortalecer tus huesos, limpiar y lubricar las articulaciones y aliviar la inflamación.

Remedio natural para aliviar el dolor de huesos y articulaciones.

Los ingredientes utilizados en sus preparaciones tienen poderes medicinales especiales. Por ejemplo, uno de los ingredientes principales es el jengibre, que es un potente ingrediente antiinflamatorio natural y, como resultado de sus propiedades, fortalece el sistema inmunológico, previniendo enfermedades y previniendo que la condición empeore. Otro ingrediente importante es la zanahoria, ya que es una verdura rica en nutrientes importantes que te ayudarán a mejorar la salud de los huesos y las articulaciones.

Ingredientes:

  • 5 a 6 zanahorias (según tamaño).
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra.
  • 2 cm de raíz de jengibre fresca.
  • 1 cm de raíz de cúrcuma (o 1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo)

Preparación:

  1. Pela las zanahorias si quieres.
  2. Ralla el jengibre y la cúrcuma.
  3. Agrega todos los ingredientes en una licuadora o jugos y licúa bien hasta obtener una mezcla homogénea. Si es demasiado espeso, dilúyalo con agua.

Tratamiento:

Con estos ingredientes tendrás una mezcla solo por un día. Debe beber de 50 a 60 ml de esta mezcla tres veces al día: media hora antes del desayuno, el almuerzo y la cena. Esta mezcla te ayudará a incorporar todos los nutrientes que tu cuerpo necesita.

Otros consejos para tratar el dolor de huesos y articulaciones.

Si el dolor es más intenso, puedes acompañar este tratamiento con una infusión diaria de ulmaria, cola de caballo y ortiga, que tienen poder analgésico y estimulan la regeneración ósea y ayudan a depurar las articulaciones también.

Asegúrese de consultar a un especialista en naturopatía antes de iniciar cualquier tratamiento natural.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!