9 remedios caseros bizarros que nuestros abuelos usaban y realmente funcionan

Hasta el día de hoy, nuestros abuelos nos transmiten sus remedios caseros para tratar las más diversas dolencias: inflamación, mal aliento, indigestión, etcétera. Y por más extraños que nos parezcan, en realidad son muy efectivos.

Pasas de uva para la artritis

Es cierto, las pequeñas frutas desecadas y arrugadas que generalmente encuentras en scones o en las loncheras de niños, aparentemente pueden aliviar los síntomas de la artritis.

Los abuelos dicen que todo lo que tienes que hacer es remojar pasas de uva rubias durante toda la noche en un par de cucharadas de ginebra. Las vitaminas de las pasas se mezclan con los efectos antiinflamatorios de las bayas de enebro usadas para elaborar la ginebra y te ayudarán a reducir la hinchazón e inflamación, y a atenuar tu dolor. No, no te vas a emborrachar.

Apio para el mal aliento

De acuerdo a muchos abuelos y abuelas, el apio es la respuesta para el mal aliento. No hay necesidad de comprar paquetes y paquetes de goma de mascar, solo lleva un tallo de apio en tu boca, mastícalo bien y tu mal aliento se desvanecerá.

Limones para el dolor de oídos

Esta es otra combinación bizarra. Aparentemente, si exprimes algo de jugo de limón en una bola de algodón y la metes en tu oreja durante aproximadamente un minuto, puedes calmar los problemas de un dolor de oídos. El jugo de limón está dirigido a estabilizar los niveles de pH en tus oídos haciéndolos sentir como nuevos.

Ortigas para frenar la pérdida de cabello

Quizás esta es una excusa de los abuelos para utilizar las ortigas como una bebida sin parecer raros. Pero existen hechos detrás de este remedio bizarro como, por ejemplo, que la ortiga contiene elevados niveles de proteínas, calcio, fósforo, hierro, magnesio y betacarotenos y también es rica en vitaminas A, C, D y del complejo B. Muchas de estas vitaminas y minerales son excelentes para el crecimiento del cabello y para su mantenimiento. Nuestro cabello está hecho mayormente de proteínas, entonces no sorprende que las hojas de ortiga puedan ayudar a mantenerlo fuerte, fastuoso y sobre nuestras cabezas.

Solo debes preparar una tetera con agua caliente, poner de 4 a 6 hojas de ortiga en una taza, verter el agua caliente sobre las hojas y ya tienes lista tu infusión.

Por favor, ten en cuenta que las hojas de ortiga contienen altas cantidades de sílice, la cual puede ser dañina en dosis elevadas, así que no te vuelvas loco con el té de ortiga y bébelo con moderación.

Camote para la menopausia

Somos conscientes de que se puede confundir fácilmente a los camotes con las batatas o boniatos. De hecho, no son lo mismo. Los camotes tienden a tener una cáscara más gruesa y dura y son de color oscuro. Nutricionalmente, son buenas fuentes de vitamina C, contienen vitamina A, las cuales ayudan a equilibrar tus hormonas, y aportan montones de fibra dietaria que ayudan a reducir el colesterol.

Aceitunas para el mareo por movimiento

Este definitivamente suena como una vieja superstición, pero en realidad existen datos que respaldan este remedio. Las aceitunas son ricas en taninos, los cuales pueden ayudar a detener la producción de demasiada saliva. Todos sabemos que la sensación que experimentas antes de marearte o cuando te sientes enfermo, es tener mucha saliva en tu boca. Entonces, ve a la fiambrería y compra algunas deliciosas y jugosas aceitunas para llevar en tu próximo viaje en coche. Seguramente los abuelos alrededor de todo el mundo estarán orgullosos.

Bicarbonato de sodio para las infecciones urinarias

¡Los abuelos realmente tienen la respuesta para todo! Aquí tienes otro consejo práctico y eficiente para tratar las infecciones urinarias. Añade una pizca de bicarbonato de sodio a un vaso de agua y siente cómo los síntomas de la infección desaparecen. El bicarbonato de sodio sirve para alcalinizar tu vejiga, lo cual previene que las bacterias perjudiciales se multipliquen.

No obstante, si los síntomas son constantes o extremadamente dolorosos, entonces es recomendable que consultes a tu doctor.

Albaricoques secos para la indigestión o el empacho

Es una costumbre de muchos abuelos consumir un par de albaricoques secos después de su cena cada día para que contribuyan a mejorar la digestión de los alimentos. Los albaricoques desecados son muy ricos en fibra dietaria, la cual ayuda al estómago a digerir la comida y previene la hinchazón.

Papas para las picaduras de araña

Las papas crudas poseen propiedades antiinflamatorias y anti comezón, exactamente lo que necesitas después de ser picado por una araña. Tan solo debes envolver una papa cruda y cortada en rebanadas en una venda o prenda fina y frotarla sobre la zona afectada durante algunos minutos.

Estos remedios caseros te ayudarán a cuidar tu salud y alejar el dolor de un modo natural y sin efectos adversos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!