8 posturas de yoga fáciles para aliviar el dolor de la ciática en 16 minutos o menos

La ciática puede no ser un dolor crónico, pero cualquiera puede tener problemas con ella. A veces es tan simple como un hormigueo en las piernas o debilidad en las rodillas.

La ciática representa el nervio más largo del cuerpo humano. Comienza en la base de la columna y desciende a lo largo de los músculos del muslo y la pantorrilla del pie.

La persona promedio tiene alrededor de un 40% de posibilidades de experimentar algún dolor de ciática a lo largo de su vida.

¿Qué causa el dolor de la ciática?

Alrededor del 70 por ciento de los casos de ciática son causados ​​por piriforme. Este músculo es uno de los pocos rotadores pequeños y profundos de la cadera que usa para girar el muslo hacia afuera. Además, el dolor de la ciática puede ser causado por una hernia en la columna lumbar, una parte de la columna que se curva hacia adentro, cerca de la parte baja-media de la espalda. Pero en tales casos, debe consultar a un médico sobre esto de inmediato.

Los síntomas del problema de la ciática son: 

  • Dolor en cualquier parte del nervio ciático en la parte baja de la espalda, las nalgas, la parte posterior del muslo y / o la pantorrilla.
  • Fatiga, entumecimiento o pérdida de sensibilidad en las piernas y / o pies.
  • Una sensación eléctrica, de hormigueo, ardor, pellizco o hormigueo.
  • Debilidad y problemas que pueden hacer que nuestras rodillas se doblen cuando intentamos levantarnos después de estar sentados.
  • Caída del pie, que es una condición en la que no puede flexionar los tobillos lo suficiente como para caminar sobre los talones.
  • Reflejos reducidos en el tendón de Aquiles.

Aquí  hay   estiramientos de espalda excelentes que puede realizar  para  prevenir o detener el dolor de ciática.

  1. El giro hacia atrás

Primero ponga un pie en una silla colocando la parte exterior de la mano opuesta sobre la rodilla levantada y colocando la otra mano en la cadera. Girando la parte superior del cuerpo mientras mantiene las caderas mirando hacia adelante, mantenga la posición durante treinta segundos y luego cambie. No empuje más allá de donde se sienta cómodo.

  1. La rodilla levantada

Acuéstese sobre la espalda y lleve una rodilla al pecho mientras mantiene la otra pierna estirada. Empuje hacia abajo con la rodilla y tire hacia arriba con las manos. Mantén los hombros en el suelo.

  1. El giro de dos rodillas

Acuéstese de espaldas. Extiende tus brazos para formar una “T” mayúscula. Luego, manteniendo los hombros en el suelo, gire las rodillas hacia un lado. Mantenga la posición durante un minuto, luego alterne los lados.

  1. El solo giro de rodilla

Acuéstese boca arriba. Manteniendo una pierna recta, doble una rodilla en un ángulo de 90 °, mientras coloca la mano opuesta sobre esa rodilla. Gire para mirar el brazo mientras todavía está en el piso y manteniendo ambos hombros contra el piso.

  1. La estocada retorcida

Esta es una pose más complicada, pero bastante beneficiosa porque realmente abre las caderas. Da un paso adelante con una pierna, dobla la rodilla. Luego, estire la otra pierna hacia atrás. Es importante mantener los pies separados a la longitud de una pierna. Gire la espalda colocando el codo opuesto en la parte exterior de la rodilla doblada. Junta las palmas de tus manos. Mantenga durante 30 segundos.

  1. El giro sentado

Siéntese y coloque las piernas frente a usted. Doble la pierna por la rodilla y colóquela en el exterior de la otra rodilla. Puede mantener la pierna recta o enrollarla. Ponga una mano plana en el suelo detrás de usted. Coloque el codo opuesto en la parte exterior de la rodilla doblada. Gire para mirar hacia atrás, manteniendo las piernas apuntando hacia adelante.

  1. La postura del gato

Ponte de rodillas. Doble la espalda hacia abajo y levante el pecho tirando de los hombros hacia atrás. Respire y sostenga durante 10 segundos. Regrese a una espalda plana, luego meta la barbilla en el pecho y levante la espalda. Sostenga por otros 10 segundos y suelte. Haga este ejercicio durante 1-2 minutos.

  1. Postura del niño

Esta es la pose más fácil de esta lista. Solo necesita ponerse de rodillas y balancear su asiento sobre sus talones. Deje las manos en el suelo frente a usted y manténgalas todo el tiempo que desee. Intenta no quedarte dormido así, tus piernas no te perdonarán.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!