2 gotas de aceite de oliva con ajo pueden curar una infección de oído dolorosa, así es como se hace

ajo-aceite-de-oliva

La infección del oído es más común en los bebés. Incluso a dos tercios de todos los niños se les diagnostica una infección de oído antes de cumplir un año. Es razonable que los padres se asusten por esta infección, pero ciertamente no necesitan usar antibióticos dañinos para tratar la infección de su hijo porque existe un remedio casero natural que ayudará en el tratamiento sin causar ningún efecto secundario.

Pero primero, echemos un vistazo a lo que realmente es una infección de oído.

¿Qué es una infección de oído?

La otitis media, o infección del oído, es la causa más común de dolor de oído, que se caracteriza por una infección bacteriana del oído medio, el espacio detrás del tímpano que se conecta al oído interno. La gripe y el resfriado común pueden causar una infección de oído. Es el resultado de la conexión entre el oído y el tracto respiratorio superior con un canal diminuto llamado trompa de Eustaquio. Cuando nos resfriamos, las bacterias del tracto respiratorio infectado pueden viajar a través de este tubo, lo que produce una infección de oído.

La infección del oído afecta con mayor frecuencia a bebés y niños pequeños, aunque puede ocurrir a cualquier edad. Según los expertos, la infección del oído ocurre con mayor frecuencia en los bebés porque su trompa de Eustaquio aún se está desarrollando. En los niños en desarrollo, es muy suave y tiene dificultades para permanecer abierto, lo que lleva a la acumulación de bacterias y gérmenes que luego causan la infección del oído.

Sin embargo, no solo los niños están en riesgo, sino también este tipo de personas:

  • Personas con paladar hendido
  • Personas con un sistema inmunológico deficiente o enfermedades respiratorias crónicas.
  • Machos
  • Personas con antecedentes familiares de infecciones de oído.
  • Personas que consumen humo de segunda mano
  • Bebés alimentados con biberón
  • Niños que asisten a guarderías

Efectos secundarios de los medicamentos de venta libre

Muchas personas usan medicamentos de venta libre para tratar las infecciones del oído. Desafortunadamente, estos medicamentos a menudo causan una variedad de efectos secundarios que pueden ser más graves para nuestra salud que la propia infección del oído. Estos son algunos de los efectos secundarios que pueden ocurrir debido a su uso:

  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Secreción vaginal y picazón.
  • Heces negras o con sangre
  • Dolor de estómago
  • Dificultad para respirar
  • Fiebre y escalofríos
  • Urticaria
  • Sangrado o hematomas inusuales
  • Hinchazón de cara, labios, lengua y garganta.

Aparte de estos efectos secundarios, el uso excesivo de estos medicamentos también desarrolla nuevas cepas de bacterias resistentes a los antibióticos. Como puede ver, es mejor comenzar a usar remedios caseros en lugar de estos antibióticos dañinos.

Ajo y aceite de oliva para las infecciones del oído

Este remedio es tan eficaz cuando se trata de tratar la infección del oído, porque tanto el aceite de oliva como el ajo tienen propiedades antimocrobianas naturales asombrosas.

El ajo contiene un compuesto orgánico llamado alicina, del cual provienen las propiedades antimicrobianas. Según un estudio, la alicina es increíblemente eficaz para inhibir el crecimiento de bacterias gramnegativas y grampositivas, incluidas las cepas resistentes a los medicamentos. Es extremadamente beneficioso en el tratamiento de la infección del oído debido a sus propiedades antifúngicas y antivirales.

El aceite de oliva también tiene propiedades antimocrobianas, pero además, tiene la capacidad de calmar el oído irritado o inflamado. Un estudio encontró que el aceite de oliva pudo inhibir el crecimiento de todas las cepas de bacterias contra las que se probó, y los investigadores atribuyeron su efectividad antimicrobiana a los compuestos fenólicos que se encuentran en la solución.

Remedio de aceite de oliva con ajo

Ingredientes:

  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Medio diente de ajo fresco picado

Instrucciones:

  1. Primero caliente el aceite de oliva en una olla pequeña.
  2. Pica el ajo y agrégalo al aceite de oliva mientras esté caliente
  3. Coloque la mezcla a fuego lento y déjela reposar durante 20 minutos.
  4. Cuela el aceite de oliva asegurándote de que no queden trozos de ajo.
  5. Espere a que el aceite de oliva alcance la temperatura ambiente.
  6. Vierta hasta tres gotas en el oído infectado.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!