Las mujeres con traseros grandes se regocijan: el último estudio trae noticias asombrosas para usted

Aquí hay algo que seguramente no sabías a estas alturas: según un estudio realizado en la Universidad de Oxford, ¡las mujeres con traseros grandes son más inteligentes y saludables que sus contrapartes de glúteos de tamaño medio! Las niñas con traseros grandes también tenían niveles más bajos de colesterol y buenas hormonas que las ayudan a procesar mejor el azúcar, reduciendo efectivamente el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Los resultados del estudio han encontrado que las mujeres con traseros grandes tienen hijos más inteligentes debido al alto contenido de ácidos grasos omega-3 en el trasero, que se sabe que ayudan en el desarrollo del cerebro. Como dijo ABC News, «el profesor Konstantinos Manolopoulos, que dirige el equipo de la Universidad de Oxford, dice que las mujeres con más grasa en las nalgas tienen niveles más bajos de colesterol y glucosa». Otros dos estudios de las universidades de Pittsburgh y California han demostrado que las mujeres con traseros grandes tienden a vivir una vida más larga.

Estas mujeres también tienen más leptina y dinopectina en sus cuerpos: la leptina es una hormona reguladora del peso, mientras que la dinopectina combate los problemas estomacales y la diabetes. El tejido adiposo del trasero atrapa las partículas grasas que encuentra, protegiendo así la salud cardiovascular.

Ciencia revela ventaja de las mujeres con el trasero grande

Ciencia revela ventaja de las mujeres con el trasero grande

De acuerdo a una investigación realizada por científicos de la Universidad de Oxford, el tener las nalgas de un tamaño considerable previene el desarrollo de diabetes.

Según una publicación del portal Según un estudio, los investigadores determinaron que las que poseen un enorme trasero y cintura chica, son más inteligentes que el resto.

Afirma que el cuerpo femenino acumula grasa en muchas partes del cuerpo como los senos, el abdomen o las piernas, pero muchas chicas guardan grandes reservas en los glúteos, algo que tiene más ventajas de las que podrían imaginar.

Dice que los científicos analizaron y compararon la grasa del abdomen femenino con las de las piernas, caderas y nalgas, encontrando que la grasa proveniente de la parte baja del cuerpo de las mujeres previene el desarrollo de diabetes, gracias a la cantidad y tipo de hormonas que contiene.

«Estas grasas producen hormonas que ayudan a metabolizar de mejor manera azúcares y otros lípidos, a diferencia de la grasa abdominal que secreta hormonas con el efecto contrario», sostuvo.

Indica que de todas maneras, no se trata de que las mujeres comiencen a comer de más. El beneficio del trasero grande viene determinado por genética, por lo tanto aún no es posible alterarlo por medio de hábitos alimenticios.

Agrega que otros descubrimientos similares, que hacen pensar que las mujeres con traseros grandes son capaces de vivir más y mejor, son los realizados por las universidades de California y Pittsburgh. Investigadores de estas instituciones descubrieron que las mujeres con enormes nalgas y anchas caderas, pero con cinturas pequeñas, son más inteligentes que las demás.

Manifiesta que la inteligencia de estas voluptuosas chicas, se debe a los ácidos grasos Omega 3 que se acumulan allí y que intervienen en el desarrollo del cerebro. Los investigadores analizaron datos de 16 mil mujeres, concluyendo que al comparar las medidas de la cadera con la cintura, la proporción ideal resulta de 0.6 y 0.7.

«El profesor Konstantinos Manolopoulos, quien encabeza el equipo de la Universidad de Oxford, asegura que las mujeres con más grasa en las nalgas tienen niveles menores de colesterol y glucemia. Tener un gran trasero también favorece los niveles de leptina en el cuerpo femenino, la leptina es una hormona que se encarga de regular el peso; así como la dinopectina, hormona con efectos anti-inflamatorios, vasculo-protectores y anti-diabéticos», afirma.

Explica el tejido adiposo de los glúteos grandes atrapa las partículas grasas dañinas y evitan padecimientos cardiovasculares. Otros interesantes resultados de estas investigaciones, fueron que al parecer los hijos nacidos de madres con caderas más anchas son intelectualmente superiores a los hijos de madres con “pocas caderas”.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!