¡Pega un trozo de ajo en tu piel con un yeso!¡Los resultados te sorprenderán!

Las verrugas pueden ser un problema muy angustiante y vergonzoso, especialmente si pueden ser vistas por otras personas y, si las tiene, es el resultado de que el virus del papiloma humano (VPH) invierte un pequeño corte en la piel.

Muchas cepas de virus pueden aparecer en todo el cuerpo, por lo que VPH es un nombre genérico para todas ellas.

A menos que las verrugas vuelvan a aparecer, se considera que son muy comunes y no un problema de salud importante.

Si siguen apareciendo en su piel, definitivamente debe consultar a su médico para determinar el motivo de las verrugas recurrentes.

Por otro lado, si solo tiene una verruga normal, puede probar este remedio para ayudarla a desaparecer.

Primero, aplique ajo recién machacado directamente sobre la verruga y cúbrala con un parche o una venda. La verruga formará ampollas y se caerá en solo una semana, ya que el ajo tiene el efecto causal sobre ella. Debe aplicar ajo nuevo todos los días y tratar de evitar el contacto con la piel sana circundante. (para untar el área alrededor de la verruga, use vaselina).

Estas páginas lo ayudarán a reemplazar todos los productos y medicamentos tóxicos que posee con tratamientos caseros que son alternativas más saludables y totalmente naturales.

Estarás contento con el dinero que ahorrarás y también podrás saber qué hay en los productos que usa tu familia.

Beneficios del ajo para la piel

Constantemente la naturaleza pone a nuestra disposición ingredientes y medicinas naturales. Desde hace siglos, las personas han sabido usar y aprovechar las propiedades y beneficios de lo que vivía a su alrededor, para fines sociales, medicinales, entre otros. En esta ocasión, vamos a hablar acerca de los importantes beneficios que nos brinda el ajo para la belleza y la salud de la piel.

¿Una piel sana y suave? Condimentá con ajo

El ajo es uno de los ingredientes preferidos de la gastronomía. Además, han surgido a su alrededor mitos e historias relacionadas con el devenir mismo de los pueblos. Pero, por si fuera poco, cuenta con una gran diversidad de aplicaciones en lo que respecta a la salud y, también, a la estética.

El ajo tiene mucilaginosas y elementos amiláceos. Son esas las características principales para la maduración preventiva y veloz de los furúnculos del acné. Además, es un muy poderoso antioxidante, desinflamante, que ayuda a cuidar el hígado y los riñones. Es, también, anti-bacterial y fungicida.

Aplicaciones del ajo

La popularidad del ajo en relación con la piel tiene que ver con una gran diversidad de aplicaciones. Es uno de los pocos elementos de la naturaleza que puede utilizarse para distintos objetivos y fines estéticos y de salud, con excelentes resultados en cada uno de ellos. En este sentido, el ajo puede usarse para:

  • Eliminar el acné
  • Curar úlceras y ezcemas
  • Cuidar el herpes
  • Prevenir y combatir el cáncer de piel
  • Aumentar la circulación
  • Eliminar y prevenir los hongos en la piel
  • Combatir la piel escamosa y la caspa
  • Prevenir la formación de cicatrices
  • Prevenir y mejorar el aspecto de las arrugas por envejecimiento prematuro
  • Controlar la presión alta
  • Eliminar puntos negros

Formas de utilizar el ajo

Cuando lo comemos, encontramos en el ajo un sabor muy fuerte que nos encanta. En ocasiones, nos hace llorar cuando lo cortamos. Por eso, podemos llegar a pensar que colocarlo en el rostro puede ser perjudicial. Bueno, en realidad todo lo contrario. Se trata de uno de los mejores tratamientos naturales de belleza y de salud para la piel. A continuación, vamos a presentarte algunas maneras de usar el ajo para la piel del rostro, aunque hay otras que también podés poner en práctica.

Opción 1

Lavar la cara y secarla muy suavemente, sin fregar, solamente apoyando la toalla repetidas veces sobre el rostro hasta que absorba. Partir el medio un diente de ajo y pasar suavemente por toda la superficie del rostro. ¡Cuidado! Es muy importante, como en toda crema, que no entre en contacto con los ojos. Si eso sucede, lavar inmediatamente con abundantes cantidades de agua.

Una vez pasado el ajo por la cara, vamos a esperar 20 minutos. Luego, vamos a lavar el rostro otra vez. Se recomienda especialmente utilizar jabones neutros para lavar. Finalmente, vamos a colocar una crema humectante en la piel. En general, se recomienda hacer este procedimiento durante la noche, antes de ir a dormir, para que actúe mejor y para evitar riesgos de sensibilidad que puedan afectarnos al exponernos al Sol.

Opción 2

Cortar y pisar correctamente un diente de ajo y mezclar con miel (es una alternativa añadir unas pocas gotas de jugo de limón). Aplicar sobre el rostro previamente lavado y secado correctamente y dejar reposar durante unos 20 minutos. Luego, lavar nuevamente con jabones neutros. Esta opción puede hacerse alrededor de 2 a 3 veces por semana.

Opción 3

Mezclar un diente de ajo cortado y pisado y mezclar con unas cucharadas de aceite de oliva. El procedimiento y los tiempos de espera son los mismos que en los casos anteriores. En este caso, en particular, se considera que es uno de los mejores métodos a aplicar para mejorar el aspecto visible de las arrugas y de las marcas de expresión.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!