Las madres deben estar atentas: esta vacuna está destruyendo los ovarios y el sistema reproductivo de sus hijas

Merck & Co, la empresa detrás de la vacuna Gardasil para el virus del papiloma humano (VPH), se olvidó de examinar el sistema reproductivo de las mujeres, según un estudio reciente.

Debido a esta vacuna mortal y a este error, una niña australiana sufrió terribles consecuencias y sus ovarios han sido destruidos por completo.

La revista British Medical revisada por pares publicó una historia sobre una niña de 16 años que sufrió efectos desastrosos como resultado de esta vacuna.

Los ovarios de esta joven fueron completamente destruidos antes de que pudieran desarrollarse, entró en la menopausia temprana y, debido a esto, se derogó su plena condición de mujer. Este ejemplo debe advertir a los padres que no permitan el uso de Garadsil en el caso de sus hijas.

Este reciente estudio evidenció que esta vacuna daña gravemente la función de los ovarios, 3 años después de la menarquia en una niña de 16 años que tomó la vacuna contra el virus del papiloma humano, bajo el título Insuficiencia ovarina prematura.

Se comprobó durante un examen que sus ovarios se encontraban en perfecto estado antes de la vacuna, y no existían otras influencias que pudieran haber afectado el estado de sus ovarios, además de Gadasii.

Además, se afirmó que Merck ni siquiera probó la seguridad de esta vacuna en relación con sus efectos sobre el sistema reproductivo en mujeres, por la Administración Terapéutica Australiana (TGA), que es el equivalente australiano de la (FDA). Solo probaron sus efectos en los testículos masculinos.

El informe dice: “Aunque el Informe Público Australiano de la TGA para la Vacuna Cuadrivalente del Virus del Papiloma Humano, febrero de 2011, informa sobre la histología de los testículos de rata vacunada y las epididimididas, no ha estado disponible un informe hostilógico para los ovarios de rata vacunada. No se dispuso de un informe histológico sobre los ovarios de ratas vacunadas más allá de una numeración de las corporea lutea presentes en la eutanasia posdestete después de la primera camada ”.

Aunque las mujeres jóvenes son el principal objetivo de Gardasil, Merck, independientemente de si con o sin intención, no comprobó si la vacuna puede dañar potencialmente los ovarios de las mujeres.

Los efectos secundarios a largo plazo de la vacuna Gadasil siguen siendo vagos, pero los niños han comenzado a recibir esta vacuna recientemente.

Gadasil contiene al menos dos ingredientes aditivos que pueden dañar el sistema reproductivo en las mujeres, según el informe de la periodista de investigación Heidi Stevenson.

Esta vacuna incluye el aminoácido natural polisorbato 80, L-histidina, que es un conservante emulsionante. Aunque estos ingredientes se utilizan en la producción de numerosos alimentos procesados ​​y se consumen habitualmente a diario, su inyección provoca una reacción biológica diferente.

El polisorbato 80, que también se conoce con los nombres de Alkest, Canarcel o Tween 80, según algunos estudios, es la principal razón para dañar el sistema reproductor femenino.

Este aditivo químico no solo acelera en gran medida la maduración sexual en las mujeres, sino que también tiende a reducir el peso y la función tanto de los ovarios como del útero.

De manera similar, la L-histidina, cuando se inyecta en el cuerpo, puede hacer que el cuerpo desarrolle una respuesta autoinmune a la sustancia natural, lo que puede provocar muchos de los efectos secundarios graves que se observan en muchas niñas a las que se les ha inyectado Gardasil.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!